Selección Mexicana, más que un orgullo, un negocio multimillonario

En términos deportivos, la Selección Mexicana no ha llegado más allá del cuarto partido en un Mundial fuera de casa, sufre para calificar a los Mundiales, pero nada merma a los patrocinado­res para dejar de invertir en un pro­ducto que, si la calidad se reflejara en resultados, estaría estancado.

Pero, ¿por qué El Tri sigue siendo un negocio pese a no conseguir éxitos?

Según datos obtenidos por Forbes México, la expectativa de la Femexfut para el ciclo de Rusia 2018 es alcanzar casi los 300 millones de dólares. Y no sólo eso, ya piensa en un futuro con más del 25 por ciento de ingresos asegurados para el ciclo de Qatar 2022.

“Hay símbolos en México que siempre seguiremos; uno de ellos es la Selección Mexicana. Los aficionados caen en un chantaje social”, reflexionó Miguel Ángel Lara, miembro de la Red de Investigadores del Depor­te y académico de la Universidad Iberoamericana.

“Vivimos en un país de memoria cortoplacista y de perdón inmediato, de tal manera que, cuando la Selección se ha visto en situaciones realmente delicadas y comprometedoras (en lo deportivo), el aficionado suele olvidar todo y acude a respaldarlo”, comentó Jorge Badillo Nieto, especialista en marketing deportivo y autor del libro La mercadotecnia y el deporte ahora.

Algunos datos: los mejores ingresos en taquilla y venta de camisetas del ci­clo pasado durante la eliminatoria fue en los últimos partidos del hexagonal y el repechaje (Honduras, Panamá, Costa Rica y Nueva Zelandia), justo cuando peor jugaba el equipo y el boleto a Brasil estaba en riesgo. Más de 65 millones de personas vieron por te­levisión esos encuentros e ingresaron más de 60 millones de pesos por venta de boletos, de acuerdo con cifras de Futbol y Finanzas y Sport Business.

(Con información de Forbes)

Comentarios
Cargando